Menú Cerrar

BIENVENIDOS A HUMANIQ

En medio de un mundo en constante movimiento y un ambiente empresarial hipercompetitivo, la selección de talento es el factor clave para generar una ventaja que te ayude a llegar al lugar en el que quieres estar. En Humaniq estamos conscientes de ello y hemos diseñado innovaciones trascendentales en el proceso de headhunting.

Mediante nuestro enfoque bilateral, ingeniería de selección, servicio personalizado y resultados garantizados, hemos logrado crear una red de contactos de primer nivel y   mantener relaciones a largo plazo con nuestros clientes. Más que una agencia de reclutamiento, selección, contratación, capacitación y coaching, Humaniq es el vínculo que ayuda a formar equipos de alto desempeño. Junto contigo, construimos el futuro, ¡conoce más acerca de nuestros servicios!

Receta para el éxito: 10 ingredientes

images-1

Todos queremos ser exitosos, pero no todos lo conseguimos. Alguna vez te has preguntado ¿por qué?, ¿qué hace que una persona conquiste la cima y otra no? En el ámbito profesional muchas veces se envidia a aquél que consigue un mejor puesto, tiene el reconocimiento del jefe, cierra un trato millonario, abre su propia empresa…, pero pocas veces estamos dispuestos a seguir sus pasos con toda la disciplina y sacrificios que esto implica. El éxito no es casualidad, sino el cúmulo de una serie de hábitos y estrategias, ¿sabes cuáles son?

  1. Objetivos claros

La lógica es sencilla, sino sabes a dónde quieres ir, ¿entonces cómo vas a llegar? Para canalizar tu energía y esfuerzos, establecer metas es el primer paso. Si tienes un objetivo en mente, será más fácil que logres distinguir y priorizar lo importante de lo urgente.

  1. Se levantan temprano

Su tiempo es muy valioso por lo que inician el día antes de las seis de la mañana para adelantar trabajo sin distracciones y así tener ventaja competitiva. Además, les da tiempo de desayunar y estar el resto del día con más energía.

  1. Cuidan su salud

Nadie puede dar lo que no tiene, así que come bien, descansa, haz ejercicio, toma agua, ve al doctor, trabaja en tu autoestima e inteligencia emocional y después, sal al mundo profesional y ¡conquístalo!

  1. Iniciativa

El éxito no es de los que tienen grandes ideas, sino de los que pueden hacer realidad al menos una de ellas y para lograrlo necesitan tener la capacidad de comenzar algo y darle seguimiento para terminarlo. La iniciativa y disciplina son claves para convertir el conocimiento en acción.

  1. Resistencia

Los fracasos son parte del día a día y aprender a ser tolerantes a la frustración y no desanimarte al menor contratiempo, hará que dejes de ser víctima y reclames el lugar que te corresponde, dándote mayor determinación para conseguir lo que te propones. Recuerda que “lo que no te mata, te hace más fuerte”.

  1. Menos “face” y más “book”

Nada tan cierto como este copy de las librerías Gandhi. Leer no solo mantiene la mente activa, sino que estimula la concentración, imaginación y creatividad. Si no tienes el hábito, es momento de empezar; leer diariamente las noticias para estar informado y tener tema de conversación es un buen inicio.

  1. Adiós pretextos

La gente exitosa no pone excusas, sino que busca soluciones, ¿y tu?

  1. Se rodean de gente exitosa

¿Has escuchado el viejo dicho “dime con quién andas y te diré quién eres”?, pues aplica al 100% en el mundo laboral. Convivir con gente positiva y exitosa inspira a lograr grandes cosas. Aléjate de aquellas personas envidiosas, quejumbrosas y negativas, ¡todo se contagia!

  1. Ahorran

De acuerdo con diversos estudios, las personas exitosas (y millonarias) son las que más ahorran y guardan entre el 10 y 20% de sus ganancias en una cuenta de ahorro, inversión o retiro.

  1. Dan las gracias

Aunque la gente exitosa nunca se conforma y siempre está en búsqueda de nuevos retos y metas, también son receptivos y saben agradecer lo que tienen y disfrutarlo.

Los errores más comunes al hacer tu CV

AAEAAQAAAAAAAAgTAAAAJDBmNjM1YzU1LTliNjItNDg2MC05ZWM3LTk2NDg2ZDlkNTIwOA
Bien dicen que la primera impresión jamás se olvida y en el mundo laboral esta es el curriculum. El CV es tu hoja de presentación ante posibles socios, empleadores y Headhunters por lo que te conviene sacarle el máximo provecho evitando caer en errores que podrían entorpecer tu crecimiento profesional.

  1. Mala Ortografía

No hay nada peor que un CV con errores ortográficos. Typos, falta de acentos y palabras mal escritas te harán quedar como una persona descuidada. Algo tan sencillo como leer detenidamente tu curriculum antes de mandarlo, puede ser la clave para que te llamen a esa entrevista que tanto deseas.

  1. Dar todos los detalles

Los únicos datos personales que debe llevar un buen CV son: nombre completo, dirección, correo electrónico (no utilices una dirección de correo demasiado casual como papichulo@gmail.com o subeteamimoto@yahoo.com…,  pues se ve muy poco profesional) y un número de contacto (de preferencia tu celular). Evita poner tu CURP, RFC, folio de cliente frecuente de “La Comer”, número de tarjeta de lealtad de Starbucks…, ¡se selectivo!

  1. Contar la historia de tu vida

El CV es un anzuelo y por lo tanto debe servir para enganchar a tu audiencia. Los datos concretos como estadísticas, montos, porcentajes, números y acciones, te ayudarán a lograrlo. Se sutil y concreto al momento de incluir logros y responsabilidades. A nadie le interesa saber si decoraste bonito tu oficina cuando te reuniste con aquellos posibles socios comerciales, pero sí les importa conocer cuántos acuerdos cerraste y cómo redituaron en la empresa.

  1. Escribir una novela

Máximo 2, mejor 1, esa es la extensión que debe tener un CV efectivo. Esto permite que quien lo lee pueda escanearlo y extraer la información principal y determinar si quiere conocer más sobre ti durante una entrevista. Un curriculum demasiado largo corre el riesgo de que lo importante se pierda y te descarten en una primera instancia.

  1. Olvidarte de la forma

Para llamar la atención de un Headhunter o del departamento de Recursos Humanos de alguna empresa, el atractivo visual de un CV es básico. Sin embargo, no es necesario que tu curriculum baile y saque chispas; un formato que vaya con tu personalidad y área profesional, suficiente espacio entre los distintos campos, información bien ordenada, letra de buen tamaño, y algún elemento a color o gráfico informativo serán más que suficiente para hacerlo resaltar. Recuerda que de la vista nace el amor.

 

Los 5 peores empleados

url

Es cierto que el principal activo de cualquier empresa son sus empleados, pero no todos. Desafortunadamente existen más de un tipo de personas que en lugar de sumar, restan y contaminan el clima laboral. Nosotros los hemos identificado y clasificado en 5 categorías, conócelas y descubre si (sin querer queriendo) perteneces a alguna de ellas.

  1. El mueble

También conocidos como autómatas, la principal característica de este tipo de empleados es que pasan desapercibidos y se convierten en mera decoración de la oficina. No conocen la palabra iniciativa y su concepto de trabajo se reduce a calentar la silla por las reglamentarias 8 horas. Los puedes reconocer fácilmente pues son aquellos eternos empleados que no solo llevan una eternidad en el mismo puesto, sino que además no les interesa crecer profesionalmente.

  1. El nostálgico

Su lema es “todo tiempo pasado fue mejor”, añoran las viejas prácticas, los antiguos jefes… y todo cambio les produce ansiedad y estrés. Se paralizan ante las innovaciones y se rehúsan a aceptar nuevas propuestas, son la peor enfermedad para el progreso de una organización.

  1. El lagrimita

A este tipo de personas hasta lo que no comen les hace daño. Son extremadamente sensibles a la retroalimentación y toman toda crítica y sugerencia (aunque no sea para ellos) como si se tratara de un complot en su contra. Peor que pertenecer a esta categoría, es ser su jefe pues no solo tendrás que tratarlos con pincitas, sino que entorpecerán la productividad y generarán un clima de tensión.

  1. La Gestapo

Hemos utilizado este término para referirnos a aquellos empleados que esconden su deseo de poder y control tras la fachada del perfeccionismo. Quieren que todo se realice a su ritmo en tiempo y forma, monitorean hasta el más mínimo detalle pues no confían en nadie más para que las cosas salgan bien. Lo malo de este tipo de personas es que son malos líderes y no saben trabajar en equipo.

  1. El oportunista

Entran en esta categoría todos los que únicamente están en la empresa por el sueldo. No les interesa el giro, no encuentran pasión y motivación en el trabajo que realizan, y no buscan aportar pues únicamente les interesa el cheque quincenal. No son leales y siempre están buscando una mejor oferta económica ¿Por qué son peligroso en el trabajo?, porque no puedes confiar en ellos y a en cuanto llegue un mejor postor, no dudarán en dejar un proyecto inconcluso.

5 tips para causar una buena primera impresión

imgres7 segundos es el tiempo que el cerebro tarda en hacer un juicio sobre una persona. Lo que proyectamos hacia los demás es nuestra responsabilidad y esto afecta directamente la forma en que un entrevistador, jefe, socio o colega va a comportarse contigo. Así que si quieres dejar una buena primera impresión en el ámbito profesional, es momento de diseñar tu estrategia.

  1. Se puntual

Es la clave de todo pues, si no estás a la hora que tienes que estar, en el lugar en que tienes que estar, no tendrás la oportunidad de demostrar lo que tienes para ofrecer. Recuerda que lo ideal para una cita de trabajo es llegar con 5 o 10 minutos de anticipación. Llegar tarde puede hacer que te descarten de inmediato.

  1. Aduéñate del espacio

No se trata de ser arrogante, sino de sentirte seguro y proyectarlo. Cuando entres a una sala de juntas o a una oficina, párate con los pies separados unos 15 centímetros y coloca uno ligeramente delante del otro, esto te dará estabilidad y te permitirá adoptar una postura cómoda y equilibrada.

  1. Pon atención a tus zapatos

Lo último que nos ponemos son los zapatos, pero es lo primero que la gente nota. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Kansas, los zapatos pueden definir el 90% de tu personalidad. Más importante aún que si son de marca o están de moda, los aspectos fundamentales es que estén bien cuidados y vayan de acuerdo a tu vestimenta. Para una entrevista o una reunión de negocios, se recomienda que los hombres usen zapatos de piel y de cordones, y las mujeres zapatos cerrados con un tacón no mayor a 10 cm.

  1. Sonríe

Además del contacto visual, la sonrisa es una gran herramienta para crear un ambiente de empatía y confianza con otra persona. Sonreír no solo te hará sentir más relajado a ti, sino también a quienes te rodean; esto servirá para generar mayor apertura y disposición a conocerte.

  1. Modula la voz

El tono con el que hablas y la modulación de la voz es importantísimo. Después de cómo te ves, lo primero en lo que los demás se fijan es en cómo suenas. Hablar en tono monótono y muy bajito, o muy de prisa, denota inseguridad y hará que tu mensaje se pierda en la forma. Si quieres que recuerden QUÉ dices, pon atención en CÓMO lo haces.

 

 

Cómo emprender sin morir en el intento

emprendedores-exitososA últimas fechas ser emprendedor se ha puesto de moda. Cada día son más las personas que se unen a la lista, pero también cada vez hay más negocios que fracasan. Ser tu propio jefe puede no resultar tan divertido como suena, así que si estás por iniciar tu empresa, te compartimos algunos tips para no morir en el intento.

Optimismo realista

Perseguir tus sueños es una gran idea, pero recuerda que para lograrlo primero hay que tenerlos claros. Antes de lanzarte a la aventura, define tu negocio, segmenta tu target y establece tu propuesta de valor. Una forma de lograrlo es preguntarte ¿qué hace diferente a tu producto/servicio?, ¿por qué alguien debe elegir tu producto/servicio y no otro?, si no puedes responderlas con claridad, entonces probablemente tu idea no sea tan “ganadora” como piensas, ¡replantéala!

Habla de lo que conoces

Uno de los principales errores es intentar emprender en un área de las que no sabes nada en absoluto. Recuerda que la suerte es cuando se une la oportunidad con la preparación. Usa lo que sabes, echa mano de las experiencias acumuladas a lo largo del camino y, sobretodo, encuentra algo que te apasione. La clave del éxito está en encontrar el punto de intersección entre lo que sabes hacer, lo que te gusta y por lo que te pagarían, ¿ya lo descubriste?

Traza el camino

Una buena idea no es suficiente para generar un negocio exitoso. Por más original y espectacular que sea tu propuesta, sin un proyecto detallado te resultará muy difícil concretarla y obtener ganancias. Elabora un plan de negocios en el que tengas claro tu inversión inicial, tu tiempo de recuperación y la cantidad semilla que necesitas. Asimismo, establece objetivos y estrategias para cumplirlos.

Disciplina

Las personas que son sus propios jefes son los que más trabajan. Los emprendedores no tienen horarios, vacaciones, prestaciones, sueldo fijo ni descanso. Poner en marcha una idea y hacer un negocio de ella requiere tiempo, esfuerzo, dedicación y mucha, pero muchísima disciplina. Para emprender hay que estar dispuesto a volcar el cuerpo, alma y corazón en el proyecto.

Descubre las 6 habilidades más valoradas en los empleados

imagesNi tus calificaciones, ni la cantidad de títulos universitarios que tengas, son lo más importante para las compañías hoy en día. Si realmente quieres conquistar el corazón de la empresa de tus sueños, estas son las 6 habilidades que debes desarrollar.

  1. Trabajo en equipo

Nos guste o no, la vida es una colaboración por lo que aprender a trabajar con los otros es un factor clave para el éxito laboral. Para lograrlo hay que desarrollar la inteligencia social que consiste en conectar con los demás para evaluar las emociones y premeditar nuestras acciones en búsqueda de los resultados esperados.

  1. Resolución de conflictos

El conflicto es inherente al ser humano por lo que lidiar con ellos es cosa de todos los días. Si quieres tener una ventaja competitiva en este campo, es momento de preguntarte, ¿cómo anda tu inteligencia emocional?

  1. Planeación y organización

No importa si estás en el área de ventas, mercadotecnia, finanzas, recursos humanos…, si las objetivos no están claros y las estrategias definidas, llegar a la meta será prácticamente imposible. La habilidad de estructurar un proyecto y dividirlo en etapas y tiempo te convertirá en un gran activo para la empresa.

  1. Capacidad de análisis

“San Google” ha puesto toda la información al alcance de un click y con esto llega un nuevo reto: aprender a identificar, priorizar y analizar la información. Recuerda que en el trabajo no te pagan por lo que sabes, sino por lo que haces con ello.

  1. Creatividad

No es ningún secreto que la tecnología avanza a ritmo vertiginoso y que las máquinas están sustituyendo cada día más los trabajos humanos; sin embargo, algo que nunca podrán hacer por nosotros es crear, imaginar e idear diferentes formas de responder ante una situación.

  1. Manejo de la tecnología

Si la computadora y tu no se llevan muy bien, es momento de limar asperezas y volverse grandes cuates pues la vida digital llegó para quedarse. Independientemente del área en la que trabajes, manejar distintos software y manejar herramientas digitales dejó de ser una opción para volverse un “must”.

8 secretos que el lenguaje no verbal revela de nosotros durante una entrevista de trabajo

https---cdn.evbuc.com-images-28382291-69328345947-1-original

La forma en la que te sientas, los movimientos de las manos, los gestos, la mirada, el volumen y tono de voz, los silencios…, TODO comunica. El lenguaje no verbal dice aún más que las palabras pues, sin darnos cuenta, revela secretos de nuestra personalidad contando quiénes somos y cómo nos sentimos. Aprende algunos tips para hacer que la comunicación no verbal juegue a tu favor durante tu próxima entrevista de trabajo.

  1. Basta 1 segundo para formar una imagen mental de una persona y aproximadamente 10 para emitir un juicio sobre ella. Con este dato en mente, conviene prestar especial atención a tu apariencia física antes de llegar con tu entrevistador. Ve sumamente pulcro, lleva el pelo arreglado, las manos limpias, los zapatos boleados (en el caso de las mujeres, revisa que el tacón no esté pelado), la ropa planchada y no abuses del perfume o loción.
  1. Un buen tip es que, antes de iniciar la entrevista, tomes agua para que tengas la garganta fresca y puedas hablar con claridad. El volumen y tono de voz adecuado es clave para mantener el canal de comunicación abierta. No hay nada peor que tener que entrevistar a alguien a quien no se le escucha nada. No olvides modular la voz y cambiar de tono para no aburrir a tu interlocutor.
  1. Siéntate derecho. Tanto en la sala de espera, como en la oficina donde te entrevisten, mantén una buena postura con los hombros hacia atrás, esto denota seguridad. Si la silla tiene brazos, recarga el codo pues da un aspecto de mayor tranquilidad. Evita a toda costa sentarte al filo de la silla o desparramarte en ella, no estás en tu casa.
  1. Siguiendo con la postura corporal, es importante mencionar que esta genera efecto no solo en el entrevistador, sino también en tu estado de ánimo por lo que cuando adoptas una postura correcta, es más probable que te sientas listo para demostrar tu potencial. Las posturas expansivas (sin cruzar brazos o piernas) comunican apertura y disposición por lo que son ideales durante una entrevista.
  1. Ni tan tan, ni muy muy. El saludo es esencial para proyectar lo que deseas. Un apretón de manos demasiado fuerte puede indicar resentimiento y extrema competitividad, mientras que uno suave revela desconfianza e inseguridad. Da la mano con firmeza y calidez, pero sin exagerar. Además, recuerda que este debe durar entre 2 y 5 segundos, no más.
  1. Utilizar las manos mientras hablas es una buena estrategia para expresar mejor tus ideas e inquietudes; sin embargo, evita el manoteo excesivo, así como el tocarte el pelo, y poner la mano (o un dedo) sobre la boca pues puede demostrar nerviosismo y falta de sinceridad.
  1. Las pausas y silencios son buenos, no quieras llenarlos todo el tiempo pues eso únicamente transmite ansiedad. Está bien utilizar pausas reflexivas durante tus respuestas. Asimismo, si justo después de una respuesta el entrevistador guarda un silencio prolongado y te mira, puede ser una señal de que necesitas elaborar más en ella, ¡aprovecha esta segunda oportunidad!
  1. La proxémica se refiere al uso del espacio y es el elemento más directo del lenguaje no verbal. Se trata de respetar el espacio personal que, de acuerdo con los expertos, en un ambiente laboral debería ser de 120 cm. Acercarte más de eso puede poner incómodo al entrevistador.

 

 

 

Cómo conquistar a un headhunter

url

¿Estás en busca de una buena oportunidad laboral?, un headhunter o caza-talentos puede ser tu mejor aliado para encontrar la opción ideal. Si no sabes por dónde empezar, o cómo llamar la atención de estos expertos en el reclutamiento y selección de personal, te compartimos algunos tips.

  1. Únete a revolución tecnológica

Las estadísticas dicen que aproximadamente el 85% de los headhunters utilizan las redes sociales como herramienta de búsqueda de candidatos. Si aún no tienes cuenta en LinkedIn, ábrela YA. Recuerda que todo en tu perfil cuenta, sube una fotografía profesional, cuida que la información que compartes sea relevante y no tenga faltas de ortografía, incluye información de contacto (correo electrónico), mantenlo actualizado y –muy importante– revísalo constantemente.

  1. Pon atención a tu CV

Las empresas de headhunting reciben cientos de currículos, si quieres destacar toma en cuenta lo siguiente:

  • Formato sencillo y letra legible
  • No más de una página (el secreto es que la información que incluyas sea breve, efectiva y atractiva)
  • Ni una sola falta de ortografía, cuida los acentos, puntuación y typos
  • Incluye ejemplos de cumplimiento de objetivos en tus antiguos empleos
  • Menciona características estratégicas para el puesto al que estés aplicando
  • No mientas, tarde o temprano se darán cuenta y quedarás fatal

  1. Lista de contactos selectiva

¿Ya estás en LinkedIn?, ¡perfecto! El siguiente paso es revisar tu lista de contactos; los expertos afirman que entre más contactos cualificados tengas, tu relevancia frente al headhunter aumenta. La referencias también son importantes así que no dudes en pedirlas a tus contactos. Por último, mantente activo, actualiza tu estado frecuentemente y participa en grupos formados por profesionales del campo en que deseas desarrollarte.

  1. Se vale dar el primer paso

No es necesario sentarte a esperar a que un headhunter te llame, si estás listo para iniciar un proceso de contratación laboral, contáctalo tu. Incluso, hay empresas de reclutamiento especializadas en ciertos sectores o posiciones por lo que te conviene investigar antes qué opciones tienes.

  1. El momento de la verdad

Si ya lograste que un headhunter concrete una entrevista contigo, estás por entrar a la parte más importante. El objetivo de esta reunión es conocerte, evaluar tus puntos fuertes, analizar tu perfil y entender qué es lo que estás buscando. Una vez que te contacte para iniciar un proceso, la honestidad es clave. En caso de no estar interesado en la vacante es mejor expresarlo desde un inicio, no hacerlo deja mucho que desear de tu profesionalismo.

Cómo arruinar una entrevista de trabajo en 10 pasos

interview-didnt-go-well

Si tienes una entrevista de trabajo, o una cita con un headhunter próximamente, esta es la lista de cosas a evitar si es que quieres causar una buena impresión.

  1. Por no dejar

Empezar un proceso laboral por simple curiosidad, o para saber cuánto vales en el mercado, es poco profesional. Si no te interesa el trabajo o la empresa, no los hagas perder su tiempo.

  1. Tarea incompleta

Ir a una entrevista sin investigar sobre la compañía te resta muchos puntos. Además, seguramente habrá un silencio incómodo cuando te hagan la pregunta obligada de ¿por qué quieres trabajar aquí?

  1. Cuestión de tiempo

10 minutos antes, ni más ni menos es el tiempo indicado para presentarte a una entrevista. Llegar con mucha antelación sugiere desesperación, y llegar tarde indica desinterés.

  1. Outfit incorrecto

“La primera impresión jamás se olvida”, piensa si la ropa que usarás proyecta lo que quieres. Haz un poco de investigación sobre el código de vestimenta de la empresa, cuida la pulcritud y no uses demasiado perfume/loción.

  1. Olvidarte del lenguaje no verbal

Recuerda que la comunicación no son solo palabras, el cuerpo también habla y revela más de lo quisiéramos. El contacto visual es muy importante; cuando el entrevistador te haga una pregunta, no evades su mirada. Además, evita encoger los hombros, cruzar los brazos, no sonreír, o gesticular en exceso pues son símbolos de nerviosismo e inseguridad.

  1. Hablar mal de tu jefe/trabajo anterior

Por más mal que hayas acabado en tu último empleo, una entrevista de trabajo no es el foro ideal para ventilar todos los defectos del mismo. A nadie le gusta tener un empleado chismoso entre sus filas.

  1. Pensar que el entrevistador es tu “cuate”

A veces los entrevistadores tienden a ser muy amigables, pero no caigas en la trampa, en el fondo quieren ver cómo te comportas en un ambiente laboral. Ser demasiado confianzudo, usar lenguaje inapropiado o acercarte demasiado no son buenos indicadores.

  1. Discutir salario o vacaciones antes de tiempo

No te apresures, el primer contacto suele no ser el momento indicado para hablar de los ceros en tu cheque. Concéntrate en causar una buena impresión, hablar de tus objetivos y metas, y deja que sea el entrevistador quien saque el tema económico.

  1. Emociones desbordadas

Los nervios a veces pueden traicionarnos y generar respuestas que no queremos como risa excesiva, hablar demasiado rápido o incluso lágrimas. Por eso, respira hondo y mantente ecuánime.

  1. No saber cerrar la entrevista

Además de hacer las preguntas necesarias, dar una sonrisa y ofrecer un buen apretón de manos, y a pesar de que te despidan con un “nosotros te llamamos”, siéntete en libertad de mandar un correo a los pocos días reiterando tu interés en la posición.

5 cosas que no sabías que la puntualidad dice de ti

timemanagementclockHay muchos pretexto para no cumplir con tiempos, pero también existen herramientas para acabar con ellos. La puntualidad con que te manejas en el trabajo dice de ti más de lo que quisieras; sigue leyendo y descubre los secretos que revela:

  1. Digno de confianza

No se trata solo de llegar a la hora acordada a la oficina, ser puntual implica la capacidad que tienes para cumplir en tiempo con tus obligaciones. Por lo general, la impuntualidad puede asociarse con falta de orden y eficacia.

  1. Habilidades de organización y planeación

¿Se te olvidó poner la alarma?, ¿te tocó mucho tráfico?, ¿venías en camino y te tuviste que regresar por algo?, ¿no había lugar para estacionarse?… ¡pretextos! La habilidad de organizar y distribuir el tiempo es clave para alcanzar metas y cumplir objetivos. Así que la próxima vez que, por ejemplo, tengas una entrevista de trabajo, planifica el trayecto y toma tus precauciones para llegar 10 minutos antes.

  1. Nivel de Interés

La ausencia de motivación es una de las principales causas de la impuntualidad. En un contexto empresarial esto se traduce en poco interés hacia tu trabajo y falta de compromiso con la empresa, ¿seguro quieres que tus jefes piensen eso?

  1. Seguridad

Ser impuntual es una forma de llamar la atención por lo que puede demostrar inseguridad y falta de carácter. Antes de llegar esos 10, 15 o 20 “minutitos” tarde, pregúntate qué imagen quieres proyectar.

  1. Trabajo en equipo y productividad

Cuando llegas tarde a una junta o entregas a destiempo un reporte, hay alguien que paga las consecuencias esperando. Tu tiempo es muy valioso y el de las otras personas también, ¡respétalo!

© 2018 Blog Humaniq. Todos los derechos reservados.